Polivalente Emilio Sagi

Mañana sábado día 21, la ABAO dará por concluída la temporada de ópera con la cuarta representación de la famosa “Lucía di Lamermoor” de Gaetano Donizetti en el Palacio Euskalduna de Bilbao. Se trata de una función dentro del llamado ciclo “Opera Berri” que atiende a los jóvenes artistas con proyección a quienes se les da la oportunidad de protagonizar un título. En ésta ocasión pisarán el escenario la soprano Silvia Vazquez y el tenor catalán Carlos Cosías. El resto del elenco será el mismo que ha participado en las anteriores funciones y tanto la dirección musical como la escénica y toda producción quedan invariables. El responsable de la dirección musical, el maestro Carlo Montanaro, nos sorprendió por su claridad gestual, por la energía con la que dirigió en las ocasiones anteriores. Tal vez el hecho de que no haya tiempo material para los enssayos debidos o adecuados le hicieran centrarse más de la cuenta con la orquesta Sinfónica navarra y con las  voces, pero lo cierto es que causó una grata impresión.

Pero de lo que quería comentar es  referente al director de escena Emilio Sagi. Dejar constancia de su valía como profesional de la escena y de su capacidad organizativa como director  del Teatro Arriaga de Bilbao. Su polivalencia viene de largo, ya que pasó de ser la cabeza artístca del Teatro de la Zarzuela de Madrid y del Teatro Real de la misma capital, a este otro bilbaíno, cuya actividad  y calidad de los productos que ofrece es notorio.

De Emilio Sagi como director de escena me gustaría aventurar a decir que disfruta con la algarabía escénica. Es decir que le gusta el movimiento y como se inquieta con una escena parada, inventa  y aporta artilugios como globos,  lazos, confetis y demás parafernalia para que el intérprete no permanezca estático y de la sensación de frenetismo.  Personalmente le prefiero cuando apuesta por una escena seria como ésta de “Lucía” muy amplia y espaciosa, con rasgos de monumentalidad al crear salones y arcos abovedados de un gran castillo digno de los Asthon. En ese marco elegante, Sagi incide casi siempre en otra de sus características como director de escena, la luz como protagonista. De ahí que casi nunca falte en su concepción escénica el juego de la luz tricolor con el blanco de la alborada, el rojo del dolor y el negro de la muerte.

El ovetense tiene otra preocupación y es que pretende que el cantante actúe mientras canta o lo que equivale a decir que el canto sea real y no tan ficticio. Es lo que logró transmitir la excelente soprano Diana Damrau en Bilbao  al ofrecer una escena de locura muy verosímil.

Anuncios

Acerca de nino dentici

Nino Dentici es el crítico musical del diario “El Correo”. Especialista en canto, lleva más de treinta años ejerciendo como conferenciante, escritor y miembro de jurado en Concursos Nacionales e Internacionales de canto. Desde muy temprana edad desarrolló una extraordinaria afición a la lírica dedicándose de lleno a este apasionante arte. Ver todas las entradas de nino dentici

One response to “Polivalente Emilio Sagi

  • K.D.I.

    Me encanta la profundidad de análisis, sigue por favor con tu blog Niño Dentici. En 4 posts he aprendido más que en muchos libros de opera juntos. Bravo!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: