Archivo de la categoría: teatro arriaga

Canto renacentista en el foyer del Arriaga bilbaino

Cuarteto Aroak. Angeline Danel (s); Inés Olabarría (m); Gorka Robles (t); Mikel Zabala (b), Obras de Costeley, Antxieta, Del Encina, Des Pres etc. Teatro Arriaga 28-X-14
 
                                                 
 
Hacía tiempo que no sabíamos sobre Gorka Robles tras abandonar la dirección de la BOS. Conocíamos sus inquietudes canoras en tierras francesas, pero desconocíamos la creación del cuarteto vocal Aroak con la que se ha presentado de nuevo en Bilbao. Son cuatro voces que a capella dieron un repaso a varios autores nacidos en torno a mil quinientos, es decir en pleno Renacimiento. Salvo el español Del Encina y algún otro inglés, el cuarteto recreó canciones francesas que tratan del amor en general. Vocalmente habría que destacar a la soprano Angeline Danel, poseedora de una voz hermosa, cálida y sobre todo afinada. No en vano era ella la que indicaba el tono a cada voz  y el resultado fue una afinación exacta del conjunto, una elegancia natural del canto y la expresividad necesaria tan fundamental en este tipo de canto a capella. En concierto discurrió con celeridad gracias a unas piezas sencillas y cortas, algunas de onomatopéyico corte  y alguna otra como Mille Regrets  de Des Pres, conocida por ser una variación de la Canción del Emperador compuesta por el granadino Luis Narváez. La mezzo Olabarría, el propio Gorka Robles y el bajo Zabala conformaron este cuarteto bañado en la delicadeza interpretativa.

EXITOSA REPOSICIÓN de la zarzuela “El Caserío” de Guridi en el T.Arriaga de Bilbao

“El Caserío” de J.Guridi. Reparto: Javier Franco (Bar); Ainhoa Arteta (s); Jose Luis Sola (t); Jorge Rodriguez (t); Loli Astoreka (actriz); Belen Elvira (actriz); Lander Iglesias (actor); Paco Revueltas (actor).Danzas Aukeran y Coro Rossini. Orquesta Sinfónica de Bilbao. Dirección de escena: Pablo Viar. Dirección musical: Miguel Roa. Teatro Arriaga 21-VI-12

 

                                     

Encuadrada en una bella y práctica escenografía, centrada en un frontón multidisciplinar y con un movimiento en escena real y de atractiva estética, se ha repuesto con gran éxito la que desde hace tiempo es considerada modélica producción de “El Caserío”. La firma de Pablo Viar ordenando la acción con mucho detalle en todo momento y la de Daniel Blanco prestando un lugar de autóctono y real diseño, se unieron en absoluta compatibilidad artística para lograr esta hermosa producción. En el ámbito vocal, el barítono Javier Franco no fue capaz de hacernos olvidar otras voces que han cantado con anterioridad y aunque de bello color e igual, su voz  careció de volumen y una pizca de intencionalidad. Algo que también se le echó de menos a la soprano Ainhoa Arteta, tal vez inhabituada al recitado de la zarzuela. Su canto fue generoso, tanto, que a veces pareció altisonante por su entrega vocal y convincente su actuación dramática. En este campo canoro el que destacó fue el tenor José Luis Sola, artista de buena técnica con la que su voz, todavía ligera, nos deparó un canto variado, delicado y muy fino. Ahí quedó como muestra su romanza cantada de manera maravillosa. El tenor cómico Jorge Rodriguez no aprovechó la oportunidad que proporciona un papel como el de Txomin tanto en su juego escénico junto con una minimizada Inosensia, como en el apartado vocal con una voz escasamente brillante. La labor del actor Lander Iglesias apenas tuvo relevancia debido a los cortes y aplaudimos al conjunto Aukeran cuyas féminas sorprendieron con la exhibición de alzar la pierna al igual que los hombres en gran alarde físico. Destaquemos finalmente la naturalidad y desinhibición de Loli Astoreka en el campo de unos actores-actrices que sufrieron importantes recortes en sus respectivos cantos  y recitados. Finalmente añadir que valió con creces la buena lectura musical por parte de la Sinfónica de Bilbao bajo la batuta del maestro Miguel Roa en una zarzuela aligerada a marchas forzadas.


temporada del teatro ARRIAGA 2013/2014

 

En la mañana del día 4 se presentaba en el foyer del bilbaíno Teatro Arriaga la programación completa correspondiente a la temporada 2013/2014. En el apartado lírico y tal como confesó el director artístico del teatro. Emilio Sagi, los esfuerzos económicos se centrarán en la ópera   “El Juez” (“Los Niños perdidos”), cuyo argumento nos conduce a los niños robados en España en los años cincuenta. El interés de su puesta en escena como estreno absoluto y en colaboración con el festival austríaco del Tirol reside en la vuelta a los escenarios del tenor catalán José Carreras. Le acompañará la soprano Ana Ibarra entre otras voces y el maestro David Giménez dirigirá esta ópera contemporánea del compositor y director austríaco Christian Kolonovits.

Así mismo en este apartado lirico se repondrá la zarzuela “El Dúo de la Africana” también producida por el Teatro Arriaga y que manteniendo en el cartel al tenor Javier Tomé, presenta la novedad del concurso de la soprano granadina Mariola Cantarero. La programación lírica se cerrará en junio con una Gala de Zarzuela en la que la Orquesta Sinfónica de Bilbao (BOS) acompañará a  las destacadas voces como la del tenor Mikeldi Atxalandabaso, la soprano Sabina Puértolas, la mezzo Marifé Nogales, el Barítomno David Menendez o el mismo tenor de la zarzuela citada, Javier Tomé., todos ellos bajo bajo la dirección musical de Manuel Coves al frente de la BOS..

 

 


Una ópera bufa fina en el teatro Arriaga de Bilbao

“Il Mondo della Luna” de J.Haydn. Reparto:Carlos Chausson (b); Tiberius Simo (t); Maite Beaumont (m); Manuela Custer (s); Arantza Ezebarro (s); Silvia Vazquez (s); Manuel de Diego (t). Orquesta Sinfónica de Nava rra y Coro Rossini. Dirección de Escena : Emilio Sagi. Dirección Musical:Jesus Lopez Cobos .Teatro Arriaga.Bilbao 16-V-13.

 

Se nos presentaron varios caminos para que consideráramos la ópera de Haydn como interpretada de manera fina y presentada con elegancia. La primera y la más importante, la dirección de López Cobos al frente de la Sinfónica de Navarra de la que extrajo la sutiliza, la gracia y la elegancia de la música que encierra. Desde la evocadora página del vuelo a la luna del bajo protagonista  Buonafede, pasando por las arias no exentas de coloratura de las sopranos Flaminia, Clarice y del travesti Ernesto, hasta  las de estilo cómico cantadas por la mezzo Lisetta, la música fue ejecutada con elegancia y gran finura. El segundo camino en el éxito de la representación corrió a cargo de la dirección de escena de Emilio Sagi, tan variada y alegre, sustentada en una escenografía colorista, práctica y que en muchas ocasiones acudía a las raíces del music hall. Excelente la actuación del bajo bufo Chausson que reaparecía en Bilbao enseñando su voz de tan grato timbre, con su impecable fraseo y encomiable trabajo escénico. Notamos evidentemente  el gran trabajo previo realizado por Sagi con las jóvenes y frescas voces de las sopranos Manuela Custer, Arantza Ezenarro y Silvia Vazquez, así como de la mezzo Maite Beaumont. En el grupo masculino se escuchó como más extensa la voz del tenor Manuel de Diego que la de Tiberius Simu y pareció insuficiente en número el formado por el coro Rossini. Buena ejecución y bella presentación.