BELLO REQUIIEM ALEMÁN

Requiem de Brahms. Solistas: Olga Pasichnyk (S); JohannKrsitinsson (Bar). Orfeón Pamplonés y Orquesta Sinfónica de Euskadi. Director: Georg Mark. Palacio Euskalduna. 23-III-22.

El bello Requiem de Brahms podría catalogarse como un oratorio o como una cantata cuyo fondo está un tanto alejado de lo que es un Requien litúrgico al uso. Alguna vez incluso se le ha definido como “Requiem ateo” a pesar de la espiritualidad que encierra. El fondo religioso de la obra y su belleza musical se debió en gran parte a la intervención compacta y vibrante del Orfeón Pamplonés. Eso sí, siempre que hay una batuta experimentada como la de Georg Mark y una orquesta de calidad, como la Sinfónica de Euskadi, la ejecución de la obra,sea esta cual sea, resulta atractiva. Desde el principio el orfeón mostró absoluto control y gusto tanto en su canto pianísimo con el precioso solo acompañante del oboe, como en los tutti rebosantes de esplendor canoro. Nutrido sobre todo con voces de jóvenes sopranos y mezzos hizo evidente su frescura vocal completando una labor encomiable a lo largo de una obra que descansa en su participación. Ello no quiere decir que no estuviera compensada la sonoridad general del conjunto, sino que la tensión en los momentos brillantes se decantaba hacia las voces femeninas y ni siquiera las mascarillas restaron poderío a su incansable trabajo. La voz lírica del joven barítono Johann Kristinsson nos llegó al cantar su primera aria “Herr lehre doch mich” a través de una voz no muy extensa, pero cómoda en la parte alta, suficiente para interpretarla con corrección. En cuanto a la intervención de la soprano Olga Pasichnik se ciñó a su única y muy bella aria “Ihr habt nun traurigkeit”. En ella, la soprano ucraniana demostró gran control vocal y una búsqueda minuciosa del color de cada nota, lo que hizo patente su buena técnica. Le respondía el coro con la misma delicadeza y control en la intensidad. Luego, cuando el orfeón preguntó al infierno si había triunfado, llegó el estruendo con gran brillantez y poderío, para terminar la obra con su largo final compacto y atento a la sobria batuta del maestro austríaco.

Acerca de nino dentici

Nino Dentici es el crítico musical del diario “El Correo”. Especialista en canto, lleva más de treinta años ejerciendo como conferenciante, escritor y miembro de jurado en Concursos Nacionales e Internacionales de canto. Desde muy temprana edad desarrolló una extraordinaria afición a la lírica dedicándose de lleno a este apasionante arte. Ver todas las entradas de nino dentici

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: