Archivo de la etiqueta: teatro campos

Gallos en el Teatro Campos de Bilbao con Il Trovatore de Verdi

“Il Trovatore” de G.Verdi.Reparto: Ernesto Grisales (t); Maria Rodriguez (s); Ivan Fjiak (bar); Teatro de la Opera Nacional de Odessa. Dirección Musical: Igor Chernetsky. Teatro Campos.Bilbao 24-III-13

Han pasado muchos años desde que el tenor Ernesto Grisales compareció en Bilbao triunfador en el Concurso Internacional de canto. Algunos menos desde que cantara en el Coliseo o en el Arriaga cuando su voz fresca, aunque insegura, era brillante y valiente su actitud. En la actualidad le queda la valentía y la profesionalidad de cantar el rol de Manrico de “Il Trovatore”  sin trampas en el transporte de la partitura. Pero lo que le honraba se volvió en  enemigo y la nobleza de cantar a tono le deparó dos hermosos gallos que todavía andan sueltos por los Campos Elíseos  Ambos Impactaron en el público por su evidencia, aunque no tanto en su colega  la soprano española María Rodríguez inmersa en la inseguridad de su línea de canto y cuya falta de afinación había habituado a nuestros oídos a dar su canto como válido. Se salvó de la quema el barítono Ivan Fjiak, aunque a medias. En su haber apuntamos su buen metal, la extensión de su voz, con un registro alto sólido. En su debe, la falta de modulación y un cierto entubamiento vocal cuando cantaba en el registro central. El coro, nutrido con recias  y maduras voces y vestidos de wikingos cumplió bien. La tónica del conjunto artístico se midió por quién de todos ellos gritaba más y claro, ganó la altisonante y terrorífica sonoridad de la orquesta. La mezzo Tatiana Spasakaia a la que únicamente le sonaban las notas altas con brillantez tampoco pudo hacer nada en el duro combate sonoro.

Anuncios

BARROCO VENECIANO

Recital Barroco. Passamezzo Antico y Gemma Bertagnolli  (s). Director Enrico Onofri. Teatro Campos 18-XI-12.
Passamezzo Antico es un conjunto italiano especializado en música barroca. Son siete músicos a los que no les hace falta ninguna señal ni ademán ordenante porque cada uno de ellos conoce perfectamente su cometido y evidencia su dominio con el violín, violonchelo o viola. En consecuencia y con la seguridad que eso otorga, su director Enrico Onofri  se centró casi exclusivamente en su violín con su habitual destreza. En esta ocasión vinieron acompañados de Gemma Bertagnolli, una conocida soprano coloratura cuya limpieza en las agilidades le han dado fama en este tipo de música. La finura y elegancia de la música de Monteverdi, Gabrieli, Vivaldi y compañía que las cuerdas del conjunto imprimieron al bello programa, contaron con esa voz, que sin ser muy aguda, exhibió en cambio una musicalidad y un dominio vocal inusitados.  Preciosa música veneciana barroca.