“EL HOLANDÉS ERRANTE”

 

“El Holandés Errante” de R.Wagner. Reparto: Bryn Terfel (Bar-B); Manuela Uhl (S); Wilhelm Schwinghammer (B); Kristian Benedikt (T); Itxaro Mentxaka (M); Roger Padullés (T); Coro de la Opera de Bilbao y Coro Easo Dirección de Escena: Guy Montavon.  Dirección Musical: Pedro Halfter. Palacio Euskalduna. Bilbao 18-I-19

10 cosas que debes saber sobre 'El holandés errante'

Hacía tiempo que no presenciábamos un título de Wagner. En este “El Holandés Errante” que se representa en el Euskalduna, se ha optado por la versión en tres actos que solía llevar a cabo el mismo Wagner, en contraposición de su segunda esposa Cósima, que a principios del siglo XX la solía reponer en un solo acto. Para ello, se nos ha ofrecido una producción del teatro alemán de Erfurt consistente en la oscuridad de una gran panza de  barco capaz de dar cabida en ella al barco errante. Una escalera en un lateral por la que subían, bajaban y cantaban colgados los solistas y una especie de portas cañoneras  que se abrían y cerraban cada vez que asomaban a cantar los coros, fueron lo que movió la escena. Mención especial en esta escenografía mereció la filmación al fondo de la enfurecida mar que situó la acción

.Desde el punto de vista vocal, el reparto encabezado por el Barítono-Bajo galés Bryn Terfel fue un lujo. El artista tuvo la virtud de afilar su potente voz al abordar la alta tesitura y ofrecer también  un hermoso centro y aterciopeladas notas graves. Su voluminosa voz se unió a un fraseo correcto y a una gran intencionalidad  que le confirió el carisma y la caracterización que requiere el personaje con lo que su fantasmagoría se impuso en la sala. La Senta de la alemana Manuela Uhl destacó también sobremanera. En realidad fue una muy grata sorpresa por el gran volumen de su voz, emitida con naturalidad y facilidad. Aunque correteó por la escena, incluso en bicicleta, mereció la pena la tardanza en su aparición vocal porque ofreció una magnífica “Balada”.  Con un timbre a veces lírico y otras veces dramático enseñó perfectamente su amplitud y poderío vocal  y ello unido a su actuación escénica, la situó en el mismo peldaño que al holandés. Nos gustó mucho también el tenor Kristian Benedikt. Su voz no pareció voluminosa en comparación con los dos citados con anterioridad, sin embargo resultó de muy grato timbre, una voz mediterránea y no de heldentenor, por lo que nos gustaría escucharle en un título del campo verista. Cantó además con efusión y no exento de lirismo. El cuarteto principal se cerró con el Bajo Wilhem Schwinghamer  quien caracterizó al capitán Daland con una voz grave de  bello timbre. No nos pareció que  fuera  rotunda ni muy recia, pero sin duda, musical y de muy apreciado fraseo. Entre los segundos papeles, se percibió con claridad la fina voz del timonel personificado por el tenor catalán Roger Padullés y apareció asentada con modestia en lo alto de la escalera la mezzo Itxaro Mentxaka cerrando el círculo de los solistas.

En cuanto a los coros, la grandeza sonora del Coro de la Opera de Bilbao y del Coro Easo de Donosti se vió  mermada por su falta de presencia en escena, del contacto con el público y en consecuencia una grandeza limitada. El motivo fue que al cantar la brillante pieza de los marineros, una parte del coro estaba encerrado en las cañoneras y la otra parte situada  en el foso de la orquesta. Sin embargo, ningún inconveniente afectó a la magnífica dirección de Pedro Halfter, perfecto conocedor de la música de Wagner y de esta ópera en particular. Con la Sinfónica de Bilbao al completo y la excelente dirección, la música wagneriana sonó majestuosa y no faltó ni lirismo ni dramatismo en una música que dependerá de gustos personales, pero que atesora gran riqueza, fuerza y una variada temática musical. Desde la obertura pasando por el preludio del segundo acto y la armonía general de la obra, tuvieron en el maestro Halfter a una batuta exigente tanto para voces como para orquesta.

Acerca de nino dentici

Nino Dentici es el crítico musical del diario “El Correo”. Especialista en canto, lleva más de treinta años ejerciendo como conferenciante, escritor y miembro de jurado en Concursos Nacionales e Internacionales de canto. Desde muy temprana edad desarrolló una extraordinaria afición a la lírica dedicándose de lleno a este apasionante arte. Ver todas las entradas de nino dentici

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: