POESÍA CANTADA

Recital de Canto. Solistas: Ainhoa Arteta (S); Ruben Fdez.Aguirre (piano). Obras de Garcia Lorca, Montsalvatge, Morante y Ortega. Teatro Arriaga Bilbao 13-XI-16
 
                Ainhoa Arteta, Benito Lertxundi y Cabaret, apuestas musicales del teatro Arriaga de Bilbao hasta fin de año

Se han escuchado en varias ocasiones y por diferentes intérpretes las canciones recogidas y armonizadas por el mismo Garcia Lorca. Ahora bien, no recordamos una audición con tan gran número de ellas y mucho menos con la presencia de una bailaora al tiempo que se canta. La palabra recitada en las grabaciones de dos voces lorquianas declamando el llanto por la muerte de Sánchez Mejías en la voz de Paco Rabal y la de Bodas de Sangre por parte de Rafael Alberti, de alguna manera, dieron paso a la presencia de la bailaora Pilar Astola para completar la esencia andaluza y poética de la velada.
Hubiéramos preferido quizás  el baile y el canto cada uno por su lado, sin desvío de miradas ni oídos en perjuicio de uno u otro, porque el canto se apoyó en el baile y este a su vez en el canto.
Nos agradó comprobar que una voz como la de Ainhoa Arteta, a las puertas de una soprano dramática, potente y sonora, podía controlar con delicadeza la melancolía de los versos de Lorca. La Nana cantada en la primera parte, así como las canciones de García Morante reflejaron ese control de la intensidad, su amortiguación, la larga y bien sostenida línea de un canto sedoso. Sin embargo,  a la guipuzcoana le atrae enseñar su anchura y potencia vocal y no evitaba los cambios tan bruscos de sonoridad en algunas ocasiones.
A Ainhoa Arteta no le hace falta la desmesura, sus ademanes y el control de su voz ya le bastan para indicar el significado de la letra, pues normalmente, la melancolía y la tristeza de Lorca se ven reflejadas en pianísimo y con filados sutiles. Por ello, nos quedaríamos ya en la segunda parte, con la belleza canora expuesta en las canciones de Miguel Ortega, sobre todo la titulada Memento, que la cantante confesó era una de sus favoritas. La voz de Arteta corrió sola, no le hacía falta tanta aceleración y tanto cambio sonoro. Su voz no se apagaba, ni disminuía su brillo y basándose en su gran fiato, parecía que iba sola, no había necesidad de empujarla demasiado.
Acompañado al piano por Rubén Fernández Aguirre, de cuyo trabajo preparativo previo y de su meticuloso acompañamiento de calidad no dudamos, el homenaje a Federico García Lorca fue un éxito.

                                      

Anuncios

Acerca de nino dentici

Nino Dentici es el crítico musical del diario “El Correo”. Especialista en canto, lleva más de treinta años ejerciendo como conferenciante, escritor y miembro de jurado en Concursos Nacionales e Internacionales de canto. Desde muy temprana edad desarrolló una extraordinaria afición a la lírica dedicándose de lleno a este apasionante arte. Ver todas las entradas de nino dentici

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: